fbpx

Manualidades en la escuela waldorf.

Por Johanna Fernández Martínez. Maestra de manualidades de la escuela.

Que  nuestro presente conviva como una constante, a veces sin medida, tantos estímulos visuales,  las pantallas, etc. En definitiva, un escenario tecnológico con un uso desmesurado sumado a que también hasta la ropa que nos ponemos está hecha con fibras sintéticas, los alimentos que ingerimos son sintetizados químicamente e incluso hasta los materiales de los juguetes de nuestros niños. Por lo tanto, es lógico que aparezcan estos interrogantes: 

¿Entonces es engañoso lo que perciben nuestros sentidos? el niño que llega a este mundo con ese deseo de conocer, ¿se encuentra en peligro esa relación con la Tierra? 

Las actividades manuales y la asignatura del currículum Waldorf desde la creación de la primera Escuela Waldorf de Stuttgart en 1919, tiene hoy más que nunca, una relevancia en la labor pedagógica con los niños.

Es a través del contacto con los materiales nobles como puede ser el algodón, lana y madera, productos de la naturaleza con actividades adecuadas, será capaz de utilizar sus manos, su sentimiento y su pensar en la creación de objetos útiles y bellos, desarrollando un vínculo de respeto y veneración por la Tierra.

Es cuando el niño hace “algo” que puede usar como por ejemplo la funda de su flauta, puede vincularse con una instancia humana que de otra manera quedaría fuera de su experiencia cognitiva.

En la clase de manuales todo comienza cuando sus manos se ponen en movimiento para realizar un trabajo desde el principio hasta el fin, dando todos los pasos necesarios. Un aprendizaje sin duda equilibrador de toda su personalidad; despierta el pensar en los niños soñadores, favorece la actividad en niños con dificultades para desarrollar su voluntad y en los niños muy intelectuales mueve el sentimiento. Este es el gran reto del maestro.

Si te ha gustado y te quedas con ganas de adentrarte más en este maravilloso mundo, permanece atento que en la próxima entrada se nos abre una ventana al aula de Primera Clase.

Mesa de estación de Cuarta clase:

Estrellas en el cielo

flores en la Tierra

todos y todas en el centro

ya llegó la Primavera

Manualidades primera clase

Mis manos tienen cinco dedos

Que me ayudan a jugar

pero a la hora de la tarea

como saben trabajar,

Mano derecha, mano izquierda

Siempre dispuestas a ayudar

Una viene hacia la otra

Y el trabajo va a empezar

Otra propuesta del año en una Primera Clase es la realización de una funda para la flauta. Su función guardar y transportar algo, soportar un peso, al igual que la Tierra nos sostiene a nosotros.

Primera clase en la jornada de puertas abiertas.

Jornada de puertas abiertas: Quinta clase.

De la bidimensión al espacio tridimensional con el trabajo principal de la confección de calcetines. Los niños de esta edad viven una transición entre el primero y el segundo paso por el Rubicón. Es el primer trabajo que toma al propio cuerpo como guía en la realización de la tarea.