0 Items

Comedor: la alimentación en la escuela

En la escuela Waldorf de Alicante se busca dar un servicio de comedor a los padres y madres que lo necesiten, el cual promueve los buenos hábitos en la mesa, así como pretende ser una continuación del trabajo realizado en las aulas durante el día escolar con personas que trabajan y tienen conocimiento e implicación en la pedagogía Waldorf.

El servicio de comedor comienza a las 13:00 para los niños de 18 meses a 3 años y a las 13:30 para los niños de 3 a 6 años. El servicio de comedor acaba a las 16:30 que es la hora de recogida de los niños, hasta ese momento los niños están acompañados por las monitoras de comedor formadas también en pedagogía Waldorf.

Como cocinero de la escuela elaboro y cocino un menú “ovolactovegetariano”, es decir, un menú en el que se excluye el consumo de carne y pescado, pero sí se admite el consumo de huevos y lácteos (incluyendo sus derivados), así como cereales, legumbres, frutas y verduras, semillas, frutos secos y aceites. Se respeta un aporte nutricional equilibrado sustituyendo las proteínas de origen animal por las proteínas de origen vegetal (legumbres, cereales, huevos o lácteos).

Con respecto a los productos utilizados para la elaboración de los menús diarios concretar que además de tener certificado ecológico y biodinámico son productos de temporada y cercanía. Por lo que el servicio de abastecimiento de productos es proporcionado por medio de productores y asociaciones locales.

El menú se compone de 5 semanas con diferentes menús diarios, con el fin de que vayan rotando de forma que no se repitan con demasiada asiduidad. Este menú se elabora de acuerdo a las diferentes estaciones del año (otoño, invierno, primavera y verano), según va avanzando el curso y las diferentes estaciones va cambiando el menú empezando por “otoño” (al inicio escolar) y finalizando por “verano” (en la escuela de verano). Por poner un ejemplo, en el menú de “invierno” se elaboran más platos de cuchara, y en el menú de “verano” más platos fríos como ensaladas, etc.

En todo momento se tienen en cuenta los diferentes tipos de alérgenos e intolerancias que puedan tener los niños, por lo que se adecúa el menú según la alergia o intolerancia (huevos, legumbres, frutos secos, cereales, …) y se mantiene el protocolo de buenas prácticas a la hora de la manipulación de los alimentos.

También se tiene en cuenta a la hora de realizar los menús el hecho de que haya diferentes grupos de niños (maternal, infantil, primaria), adecuando por ello el menú según las edades.

A nivel personal trabajar y cocinar en la escuela me proporciona una gran satisfacción sobretodo el hecho de ver como tu trabajo alimenta y hace felices a los niños, y que ellos mismos se preocupan de hacértelo ver. He trabajado como cocinero en otras escuelas y colegios y ni de lejos se siente la cercanía que te aportan tanto los niños como los propios compañeros de la escuela. Siento que esta escuela es como una gran familia, donde nos conocemos prácticamente todos (padres, madres y trabajadores de la escuela) y donde colaboramos entre todos trabajando por un objetivo común, la educación de los niños.